Todos sabemos que la concentración es una parte esencial que el buen golfista debe aprender a manejar si quiere jugar bien al golf. Al igual que practicamos para mejorar nuestro swing debemos también estudiar las técnicas que nos ayudarán a mantener la concentración durante los momentos importantes de la partida.

¿Cómo gestionar la concentración en el campo de golf?

Muchos creen que la importancia de la concentración en el golf reside en que debemos estar concentrados todo el tiempo, pero nada más lejos de la realidad. Pensándolo objetivamente una partida de golf suele durar un promedio de 3-5 horas, un tiempo que resultaría agotador a nuestro cerebro si le exigiéramos mantener esa capacidad de concentración durante todo el intervalo.
Por este motivo debemos saber cómo gestionar tanto la concentración como la atención para utilizarlos en los momentos claves y evitar acabar con un desgaste mental antes de lo previsto.

En el Golf nos encontramos con picos o altibajos de estos procesos mentales. La atención y la concentración son más altas cuando nos acercamos a la pelota llegando a su mayor plenitud cuando adoptamos la posición de tiro y nos disponemos a ejecutarlo y a de ahí comienzan a descender.

Las Señales

Saber cómo funciona nuestra concentración en el juego nos puede dar mucha ventaja, ya que si sabemos interpretar bien las señales, sabremos cuándo vamos a entrar en “la zona” donde nuestro cerebro va a empezar a realizar un mayor esfuerzo ( acercarse a la bola, pensar en el siguiente tiro, en el objetivo a alcanzar, el palo, tipo de tiro…) De esta forma podremos administrar mejor nuestra energía y poner a disposición de la ejecución todos los recursos mentales, físicos y técnicos estén a disposición para la ejecución del tiro.

Saber desconectar

Si saber reconocer las señales es importante para comenzar nuestra preparación mental, saber desconectar la mente también juega un papel esencial para gestionar tanto el foco de atención como el nivel de concentración. Después de cada tiro el golfista debe “desconectarse” como forma de ahorro de energía que necesitará para el próximo tiro.
Son varias las tácticas que los jugadores emplean para liberar su mente. Charlar con el caddie mientras caminan, tararear una canción, o incluso contar pasos, puede servir para disminuir nuestro nivel de atención hasta que nos encontremos con la siguiente señal.

 

Esperamos que estos consejos os ayuden a mejorar vuestra habilidad para gestionar y controlar los procesos mentales. Os animamos a que entrenéis vuestra mente de forma constante para mejorar la ejecución técnica a la vez que hacemos el juego más inteligente y divertido.

 

Via golfparatodos.es